Locos x las zapatillas

Locos x las zapatillas

San Telmo, domingo por la tarde, lluvioso. Un reto para los de mi especie. No soy el único por estos lares que se preocupa por lo mismo. No es que esquive el agua por miedo a oxidarme o reniegue ante el innegociable poderío de la madre naturaleza, sino que es  una gran demostración del poder que tiene nuestro amor: por las zapatillas.

Somos -para muchos- unos loquitos. Nadie nos entiende: sufrimos cuando nos pisan, sufrimos cuando no podemos limpiarlas, sufrimos si se manchan. Disfrutamos usándolas y teniendo la oportunidad de conseguir ese modelo que tanto soñamos.

Hay otros -los más capos- que se dedican a la compra-venta. Y lo más, más capos, ya son coleccionistas. Llegan a tener más de 300 pares en sus arcas (¡casi un modelo por día!)

Con las entradas en mano, acompañado de una afortunada dama – y no por mi presencia-, estoy por entrar al evento más esperado del año: la SneakerFest, la fiesta de las zapatillas en Buenos Aires. Con la compra de cada ticket es opcional llevar un juguete, que luego será donado a los hospitales Garrahan y Fernández. Un lindo gesto para escapar un poco de esa atmósfera materialista que nos rodea.

“SneakerFest” es el segundo gran evento luego de la exitosa y pionera “Sneakerhead Fest” que tuvo lugar unos meses antes en el barrio de Caballito, Ciudad de Buenos Aires. Un evento único en Argentina, que acaparó la atención de los medios especializados en Estados Unidos y Europa por ser Buenos Aires, una nueva ciudad sneakerhead.

Para los “cabeza de zapatilla”, esta es nuestra chance de compartir nuestro fanatismo en forma de stands, venta, intercambio y exhibición de calzado prémium o ediciones limitadas. Acá encontramos modelos difíciles de obtener salvo que tengas un pariente en aduana. Un detalle no menor es el precio de algunas de estas joyitas. Las más buscadas oscilan entre Jordan de Nike (U$200) y Yeezy de Adidas, que valen entre 400 y 600 dólares.

Sé que se deben preguntar…  ¿De dónde sale esta locura? Bueno, yo siempre me sentí atraído por el calzado. De chico moría por los botines de fútbol. Cuando llegué a la adolescencia (en realidad nunca la dejé) y empecé a andar en skate tuve muchos pares para realizar la actividad. Pasaron los años y no me sentí más solo: conocí los "sneakers", aquellas personas que se ponían zapas deportivas para el skate o el uso diario o urbano.

Para mí, hay pocas cosas como estrenar un par nuevo: el olor, los materiales y colores inmaculados... 

Ahora suenan djs en vivo, hip hop de fondo y sortean unas hermosas Jordan  para culminar la jornada.

¿Quieren saber quién se las ganó? Les dije que era afortunada la dama…

nike.JPG

 

 

 

*Breve diccionario para entender un poco este mundo:

Sneaker: término que se utiliza para nombrar a las zapas deportivas; modelos de running o básquet que forman parte desde hace varios años del sportswear argento y del mundo.

Sneakerhead: Persona que piensa, lee y se informa sobre zapatillas gran parte del día. De ahí el derivado del inglés sneaker (calzado deportivo) y head (cabeza).

Deadstock: Modelos limitados que solamente se pueden conseguir por medio de un coleccionista o reventa.

OG: Modelo original del calzado. El primer boceto con el diseño y color seleccionado para su fabricación.

Fuego en la piel

Fuego en la piel

Vivir en la tierra de la papa

Vivir en la tierra de la papa