Donde no podamos lastimarnos

Donde no podamos lastimarnos

Suena una guitarra. Un hombre guapo toca sus acordes y canta:

Dime algo, nena

¿Eres feliz en este mundo moderno?

¿O acaso necesitas más?

¿Hay algo más que estés buscando?

Inhalo

.

.

.

Exhalo

.

.

.

Voy a intentar responderle…

Todo comenzó con palpitaciones, algo de transpiración excesiva y demasiada y demasiada preocupación mental…

Me bajo del colectivo. Estoy a pocas cuadras del Obelisco y no sé bien qué hacer… va si… Lo único que quiero es volverme a casa y llorar…

¿Qué carajo me pasa?

Soy sana, aún no tengo 30 años y jamás de los jamases sentí algo así…

Me meto en la cama, los pensamientos siguen… No tienen que ver con mi presente. Son casi todos de temor hacia un futuro que no existe…

Le comparto algunos a mi pareja y me recomienda llamar a mi psicóloga que hace años que no veo.

La llamo, le cuento lo que me pasa y me dice… ufff estás súper ansiosa…

Inhalo

.

.

.

Exhalo

.

.

.

Estoy cayendo

En todos los buenos momentos

Me encuentro deseando un cambio

Y en los malos momentos me tengo miedo

Ansiedad.

Es la primera vez que aparece esta palabra…

Sí, soy ansiosa, pero hasta este momento no lo veo como un problema: parezco encajar perfectamente en esta sociedad moderna (de redes sociales, consumo y todo ya)… resuelvo rápido. Creo que bien, pero lo más importante de todo: rápido.

Sinceramente, siempre me consideré una mujer que disfruta de la vida… pero claro… se ve que la estaba disfrutando un poco rápido…

Bueno. Arranco terapia. Un clásico argentino. Saco algunos temas de debajo de la alfombra que claramente me estaban llenando de tierra el espejo retrovisor.

Pero cada tanto, vuelvo a sentirme así… acelerada…

Inhalo

.

.

.

Exhalo

.

.

.

Ahora canta una chica.

Dime algo, chico

¿No estás cansado de intentar llenar ese vacío?

¿O acaso necesitas más?

¿No es difícil mantenerse tan intenso?

Hablemos de la respiración…

Dicen por ahí, qué cuán más profundo alguien inhala (llegando al abdomen), más saludable y extensa será su vida…

A medida que el pasado se va volviendo más limpio, las respiraciones presentes, más livianas.

Pero claro, había abierto una puerta que ahora no quería / podía cerrar…

Inhalo

.

.

.

Exhalo

.

.

.

La ansiedad es natural. Mi psicóloga me dice que es parte de la vida. Los animales la utilizan como mecanismo de defensa ante un ataque. Pero…

¿Quién me ataca?

¿Quién nos ataca?

¿El exceso de futuro?

¿El disco rayado de pensamientos negativos?

Estoy cayendo

En todos los buenos momentos

Me encuentro deseando un cambio

Y en los malos momentos me tengo miedo

Inhalo

.

.

.

Exhalo

.

.

.

¿Qué hacemos?

Frenemos.

Miremos a los ojos a la ansiedad y preguntémosle ¿qué desea usted que vino a golpear mi puerta?

Inhalo

.

.

.

Exhalo

.

.

.

Los trastornos de ansiedad son uno de los trastornos psicológicos más comunes en la población general. Se dice que es la nueva pandemia y que un 5% de la población los padece… Y peor si es un padecimiento que se viene transmitiendo de generación en generación. Entonces ¿por qué no nos enseñan en el colegio sobre manejo de emociones?

Inhalo

.

.

.

Exhalo

.

.

.

La limpieza sigue… me libero de espacios y vínculos que considero que no me ayudan a lograr lo que deseo… otra clase de vida… más lenta… más consciente… más sana…

Inhalo

.

.

.

Exhalo

.

.

.

Me conecto con el presente que es verdaderamente lo único que tenemos. Importa el camino, no sólo el resultado (Frases hechas pero reales).

Eso sí… el presente puede ser grandioso o el lugar más incómodo donde estar.

Inhalo

.

.

.

Exhalo

.

.

.

Esto pasará… Lo bueno y lo malo, pasará.

Inhalo

.

.

.

Exhalo

.

.

.

Hace poco, una amiga me dijo:

—No vinimos a esta vida a sufrir.

Y tiene razón.

Estoy al borde del precipicio, mírame mientras me sumerjo

Nunca tocaré el suelo

Atravesemos la superficie

Donde no pueden hacernos daño

Estamos lejos de la superficie ahora

Al aceptar la ansiedad como natural y sentir que podía calmarla, comencé a poder identificar de manera más sencilla otras emociones y darles valor…

Le doy más verde a mis rutinas. Mejor alimentación. Y me hablo con más amor.

Eso me lleva a no llenarme la agenda de actividades. A ir más a mis tiempos..

Me siento una perdedora… como si no fuera acorde a este sistema… porque claro, no estoy a su altura…

O quizás el tema es que salir de una sociedad ansiógena es como salir de la Matrix, pero claro sin armas a lo Keanu Reaves… sino con estilo propio: por ejemplo, con yoga y meditación…

Inhalo

.

.

Exhalo

.

.

Según los estudios, la meditación reduce la cantidad de cortisol en el cerebro, la hormona responsable del estrés. El cortisol se produce como una respuesta de “lucha o huida” y dirige la sangre a funciones esenciales como el cerebro y la aleja de otros órganos que no ayudan a esa huida.

Inhalo

.

.

.

Exhalo

.

.

.

Cuando comencé a conectar con toda la paz que había en mí, empecé a llenarme de una alegría interna que podía ser real y que no estaba sólo en mis sueños.

En la superficie, superficie

En la superficie, superficie

En la superficie, superficie

Estamos lejos de la superficie ahora

Quizás nuestra dosis de ansiedad sea proporcional a la cantidad de paz que podamos llegar a sentir…

Sólo nos falta darnos cuenta que en nosotros y nosotras está el poder de atravesar la superficie para llegar a ese lugar donde no podamos lastimarnos.

La caravana migrante

La caravana migrante

Verduras y fotos

Verduras y fotos