Verduras y fotos

Verduras y fotos

Hace unas semanas, el diario El País de España sacó un artículo titulado: "Los argentinos vuelven a comer sólo una vez al día" con una imagen que hizo el fotógrafo Bernardo Ávila y que recorrió el mundo: una señora mayor levantando 🍆🍆🍆🍆 del suelo. Una fotografía que una vez más se volvió el resumen de un momento, como pasó en otros tantos episodios de la historia. Esa imagen fue referencial e incómoda: Incómoda para el modelo económico actual [quizá por eso, el reportero gráfico fue detenido días después, sin razón, mientras trabajaba junto con su colega Juan Pablo Barrientos.

Estos días, mientras medios internacionales publican sobre la escasez y la crisis, los oficiales permanecen ocupados en hacernos creer que comer tierra es sano.


Las imágenes se vuelven el reflejo de la angustia y el fastidio como sinónimos de parte del estado de ánimo nacional.

Justo hoy se cumple un mes desde que la Unión de los Trabajadores de la Tierra realizó un nuevo verdurazo en reclamo de mejores condiciones laborales y por la represión que sufrieron 12 días antes; el día que conocimos la foto de la anciana y las 🍆, ante una legión de policías impávidos, indiferentes, indolentes.
.

Jubiladas, jubilados y familias con niños y niñas se agolparon ante una enorme pila de cajones. La UTT llegó a Plaza de Mayo a media tarde con veinte mil kilos de hortalizas y verduras para distribuir: en poco tiempo, una cadena humana vaciaba camiones, y los productos desfilaban de mano en mano. A pesar de la organización, hubo momentos de desesperación y rapiña que obligaron a detener el reparto: ninguno de los presentes quería quedarse sin ración. Buscaban, al menos, rescatar una bolsa con 🍅, un par de plantas de 🥬, un poco de rúcula. O alguna 🍆.


Las formas de protesta de un pueblo no sólo representan lo que las consignan demandan. Que jubiladas de setenta años se metan en una muchedumbre frenética, bajo un ☀️ ardiente, durante horas, para obtener apenas una bolsa de verduras, implica mucho más que el reclamo por derechos laborales. Y fue la imagen lo que pudo volverla eterna.

 
Donde no podamos lastimarnos

Donde no podamos lastimarnos

Tosqueras

Tosqueras

0